cookie  Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.
Si quieres más información, o cómo desactivar las cookies, puedes consultar este artículocookie
Prepara tus propias sales aromáticas

Prepara tus propias sales aromáticas

 (0)    0

  Recetas

Sal y otras especias

Como os prometimos hace algunos días, aquí os traemos unas recetas muy sencillas para preparar vuestras sales aromatizadas naturales, sin aromas artificiales y por un coste realmente bajo. Estas sales, que se pueden usar tanto en la cocina, mientras preparamos la comida, como luego en la mesa, contribuyen a realzar y enriquecer el sabor del plato con matices y aromas, a la vez que reduce de manera natural la cantidad de sal que añadimos a las comidas.

Sal de romero y tomillo

Esta sal es ideal para guisos variados, pescados a la plancha, pollo al horno, etc.

Ingredientes:

  • Sal marina – 1 taza
  • Romero – ½ taza
  • Tomillo – ½ taza

Preparación

Deberemos seleccionar solo las hojas del tomillo y del romero, desechando los tallos. Luego trituraremos con un molinillo de café, una batidora potente o un robot de cocina, y lo mezclaremos finalmente con la sal. Es preferible añadir la sal al final, para evitar pulverizarla demasiado.

Sal a las finas hierbas

La prepararemos de manera similar a la anterior receta, pero usando como base esta popular mezcla que auna las hierbas más representativas de la cuenca mediterránea.

Es ideal para ensaladas e incluso para aderezar vuestra crema de queso casera, dándole un toque muy mediterráneo. Y si os gusta hacer la masa de la pizza en casa, no dudéis en usar esta sal que realzará el sabor de la masa.

mortero granito pulido

Sal a la pimienta

Esta es, sin lugar a dudas, nuestra favorita: sal marina, pimienta roja y pimienta verde. Una mezcla elegante, cargada de aromas frescos y con el frutal picor de la pimienta.

Estupenda para ensaladas, platos de pasta y principalmente en aquellos platos en que añadamos la sal al final, ya que estas delicadas pimientas, cuanto menos pasen por el fuego, mejor. Igualmente, prescindid de batidoras, picadoras, etc. y usad un buen mortero. De esta forma, conseguiréis una textura más natural, sin triturar en exceso la pimienta.

Sobre las proporciones, aquí ya lo dejamos un poco a vuestro gusto, pero no escatiméis pimienta, que a la vida hay que darle algo de alegría.

Sales especiales para paella

Si lo que buscamos es añadir color a nuestros platos, con esta preparación obtendréis una estupenda alternativa al colorante artificial, por muy poco dinero.

Ingredientes

  • ½ taza de sal marina
  • 1 taza de cúrcuma
  • ½ taza de pimentón
  • 1 cucharadita de pimienta blanca

Mezclad todos los ingredientes muy bien, puede ser incluso con unas barillas en lugar de una batidora y de esta forma tendréis un estupendo colorante natural como alternativa al azafrán, para añadir a vuestros arroces, en lugar de colorantes artificiales. En cualquier caso, piensa que ya estás añadiendo sal a tus platos, no sea que la añadas otra vez.

Ni mucho ni muy poco

Sal al romero, sal a las finas hierbas, sal a la pimienta... prepara en casa estas sencillas mezclas que darán color a tus saleros, añadiendo además un toque adicional de sabor a todos tus platos.

Las cantidades que os hemos indicado arriba son orientantivas. Podéis variar tanto las cantidades como las proporciones, pero tened en cuenta que si vais a usar una batidora o un robot de cocina, la cantidad debe ser suficiente para que las cuchillas trabajen. Y a la vez, tampoco preparéis mucha cantidad. Como habéis visto, es muy sencillo de preparar, y es mejor probar con pequeñas cantidades hasta obtener el resultado deseado.

Aceites esenciales

A la hora de preparar la sal aromática, tened en cuenta que el resultado es mejor cuando uséis plantas ricas en aceites esenciales tales como el romero, el tomillo, el orégano, etc. frente a otras más delicadas, como la albahaca, perejil, etc. que pierden el aroma más fácilmente con lo que el resultado suele ser inferior. Es decir, aquellas con troncos leñosos, suelen ofrecer mejor resultado que aquellas que son hierbas.

Recordad que si optáis por las hierbas frescas, deberéis secarlas (podéis hacerlo de manera natural, dejándolas encima de un papel de cocina en un sitio ventilado, o bien en el horno muy suave, durante una hora) para poder usarlas y evitar que la humedad de las mismas pueda apelmazar la sal.

Conservación

Para preservar y alargar sus aromas, buen mortero la realizaremos como la de cualquier otra especia, en un bote cerrado, protegiéndola de los olores y de la luz.

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha