cookie  Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.
Si quieres más información, o cómo desactivar las cookies, puedes consultar este artículocookie

Zona de tiendasTanto si ya tienes una tienda, como si estás pensando abrir una, las especias e hierbas pueden añadir un toque de color y olor a tu tienda, que la ayudarán a diferenciarse. Además, la sensación de calidad percibida por los clientes se hace extensiva al resto de los productos expuestos.

Formato de presentación

Según el enfoque comercial que le quieras dar a tu negocio, puedes adquirir nuestras especias a granel, envasadas en bolsas kraft o bien en botes de hostelería.

Sin pedido mínimo

Entendemos que la rotación es fundamental para garantizar un producto fresco con el máximo aroma y cualidades, por ello, y como a veces es imposible saber cuánto vamos a vender, o cuáles son las especias que tendrán más éxito, no exigimos pedido mínimo.

Si deseas conocer nuestras condiciones y recibir nuestras tarifas especiales, solo tienes que escribirnos un correo electrónico.

Errores más habituales que podemos cometer al empezar

A continuación se indican algunos de los errores que, a lo largo del tiempo, hemos visto que se comenten con mayor frecuencia, comentados a modo de referencia u orientación:

  1. No conocer el producto. Es siempre conveniente probar o por lo menos informarse de lo que estamos vendiendo para poder asesorar al cliente, por ejemplo si un curry pica mucho o no, etc.

  2. No posicionar correctamente el producto. A la hora de posicionar el producto en nuestra tienda, habremos de tener en cuenta ciertos factores: ofrecer las especias y condimentos cerca de productos afines (legumbres, etc.) o las hierbas e infusiones junto a postres, galletas o dulces.

  3. No conocer el público de nuestra zona. No es lo mismo abrir una tienda en la zona de Malasaña, Chueca (Madrid) o Grácia (Barcelona), que en el barrio del Pilar (Madrid) o Poble Sec (Barcelona). En el primer caso es más probable que el cliee -más joven y cosmopolita- solicite curries, mezclas exóticas, pimientas de Sichuan, etc. mientras que en otros barrios más tradicionales tengan más demanda productos como el pimentón, los cominos, clavo, etc.

  4. Dejarnos guiar por nuestros gustos. De manera inconsciente, a veces podemos caer en el error de elegir aquellos productos que consumimos nosotros mismos, o evitar aquellos que no nos agradan.


Consejos a la hora de montar una tienda

No vamos a descubrir ningún misterio ni el secreto del éxito. Y en general muchos de vosotros ya estaréis aplicando esto que aquí os decimos, pero valga en cualquier caso de recordatorio lo siguiente:

  1. Trabajar con más de un proveedor. Aunque nos encantaría que nos compraseis todo a nosotros, es sano y prudente trabajar con más de un proveedor. De esa forma, vas a poder comparar productos, calidades, servicio y además así dispones de una alternativa si un proveedor le falla, evitando quedarse colgado.

  2. Escuchar al cliente. La alimentación -y hoy más que nunca- también está sujeta a modas. Es necesario conocer qué está buscando nuestro cliente y hacia qué tipo de productos se está orientando para intentar dar respuesta a dicha demanda.

  3. Estar atento a las noticias de nuestro sector. Programas de radio y televisión, artículos en prensa, etc. nos pueden dar muchas ideas de hacia donde están evolucionando los gustos de nuestros clientes. Por ejemplo, si en un programa se habla de las propiedades de la 'passiflora', es muy probable que esa semana veamos un incremento de clientes preguntando por dichos productos.

Y por último, no dejéis de preguntarnos todo aquello que se os ocurra. Si podemos, os ayudaremos encantados. ¡Ánimo y a luchar!